El hidrógeno comienza a tomar su lugar en Chile y el potencial que tiene es enorme para los años que vienen. Sólo en nuestro país tendrá un impacto de alrededor de un 20% en la meta de carbono neutralidad. A nivel global, será un nuevo actor relevante en el sector económico dado que se proyecta un tamaño de mercado cercano a la mitad de lo que hoy significa toda la economía del petróleo.
Chile tiene la gran ventaja de poder transformarse en un exportador relevante a nivel mundial de hidrógeno “verde”, producido a bajo costo, ya que somos un país muy rico en recursos solares y eólicos dadas las altas tasas de radiación en el Norte y viento en el Sur, lo que nos hace ser eficientes a la hora de producir esta energía llegando a alcanzar precios muy competitivos en mercados internacionales.

Gracias a los bajos costos de producción del hidrógeno a través de energías renovables variables, se reducirá considerablemente su actual precio de venta en las próximas décadas. Los precios podrían ser entre un 20% y 25% más bajos en los países con las mejores fuentes de energía renovable como lo es el nuestro. Competimos con países como Estados Unidos, Australia y Marruecos, pero con una gran ventaja… un 20% más de radiación que ellos.
Se prevé que el hidrógeno tendrá consecuencias muy positivas en la industria minera, ya que ésta es el laboratorio perfecto para testear y pilotear tecnologías ligadas a la producción del hidrógeno verde.A modo de ejemplo, esta tecnología tendrá un rol crucial en la descarbonización de camiones de alto tonelaje y en el reemplazo al diesel en casi la totalidad de la producción minera.
No obstante todo lo anterior, poseer la materia prima no es suficiente, pues requerimos de una estrategia país que en el corto plazo vincule al sector público, privado y a la academia, para ayudar así a disminuir asimetrías de información, generar las regulaciones necesarias y el fomento a la inversión que permitan hacer realidad la producción masiva de hidrógeno verde.

¿Qué está haciendo Chile al respecto? Actualmente, los Ministerios de Minería y Energía, junto a ENAP y Corfo están avanzando en la agenda país del hidrógeno,trabajando en cómo adaptar y crear una normativa para implementarlo en la industria de combustibles. Para ello, se requerirá elaborar una estrategia nacional que integre el hidrógeno conlos nuevos sistemas energéticos, de transporte e industria, entre otros. Además, se requiere contar con el apoyo de políticas fiscales y financieras que faciliten el fomento de la adopción de dicha tecnología, junto con crear capacidades institucionales para que estas tecnologías se perciban como seguras, eficientes y económicamente viables.

Ante la gran cantidad de nuevos proyectos emplazados en el territorio que se requerirán en el corto plazo para generar hidrógeno verde, será vital contar con adecuada información territorial que permita definir la ubicación óptima de los mismos. Dado que en nuestro país no existe una fuente de información territorial única, sino que sólo se dispone de datos repartidos en innumerables fuentes, será crucial contar con sistemas de información basados en tecnologías de información que permitan simplificar la complejidad territorial para el adecuado emplazamiento de los centros de producción, mientras que se protege el medio ambiente y las comunidades.

En CHR podemos ser un partner estratégico en tu proyecto para el desarrollo territorial del mismo.

Contáctanos, estaremos encantados de conversar y conocer sobre tu proyecto.